En memoria del Grande Torino

352

Hoy es el día en que la lágrima se convierte en sonrisa, la sonrisa se desgarra.
Hoy es el día en que los viejos dan la batuta a los jóvenes, los jóvenes piden a los viejos.
Hoy es el día en que recordamos que la sangre es de color granate.
El día en que el orgullo se mezcla con la tristeza y el coraje.
El día que nadie puede entender, si no tiene esta maravillosa enfermedad.
Hoy es el día en que nos comprometemos a transportar el pasado al futuro.
Y te damos las gracias por haber nacido en el lado bueno del Po.

El Benfica también recuerda el Grande Torino